Es hora de ser creativos

Si tienes alma de artista, probablemente se te ocurrieron muchas ideas en cuanto te dijimos acerca de un libro personalizado para aprender a ir al baño. Pero si no eres precisamente una de las personas más creativas, no te preocupes. Esto es fácil. Te lo aseguramos. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  • Comienza con un cuaderno en blanco. Puedes comprar un libro especial en blanco en la tienda, usar una libreta de espiral con páginas más gruesas o plastificar algunas hojas sueltas y juntarlas en una carpeta. En general, con cualquier cuaderno barato bastará. Solo asegúrate de que tenga suficientes páginas y que se pueda cambiar de página fácilmente mientras se lee.

    Definitivamente tu hijo siempre recurrirá a este libro, y es probable que quiera compartirlo con sus abuelos, las niñeras y otros amigos y familiares adultos que lo estén alentando.

  • Planifica la historia. Antes de comenzar a escribir en el libro, piensa en todos los momentos que te gustaría incluir y anótalos. Luego, puedes agregar o reorganizar las ideas a medida que surjan. Aquí te sugerimos algunas ideas:

    • A veces, mi pancita se siente extraña y me pongo bailar. Es cuando recuerdo que tengo que ir al baño.

    • Me bajo los calzoncitos y me siento en el orinalito.

    • A veces, sale pipí. A veces, sale popó.

    • ¡Me siento mucho mejor después de ir al baño! ¡Ah!

    • Cuando estoy sentado en el orinalito, puedo cantar canciones, mirar un libro o sostener mi juguete favorito.

    • Cuando termino, uso el papel higiénico para limpiar, limpiar, limpiar.

    • Tiro el papel higiénico en el inodoro y descargo el agua. ¡Es muy ruidoso!

    • Me subo los calzoncitos entrenadores y mis calzones.

    • Siempre me lavo las manos con jabón después de ir al baño.

    • ¡Ahora puedo ir a jugar de nuevo!

    • A veces voy al baño antes de entrar en la bañera o de ir a la cama.

    • A veces uso el orinalito solo para ver qué sucederá.

    • ¡Me siento orgulloso y feliz de haber usado el orinalito!

    • ¡Me siento como un niño grande cuando voy al baño!

  • Piensa en las imágenes. ¿Quieres crear el libro por tu cuenta? ¿O prefieres hacerlo con tu hijo? Si tu niño participa, puedes hacer que dibuje lo que dice en cada página. O bien, si eres bueno para dibujar, puedes hacerlo y dejar que tu hijo coloree con crayones o marcadores. 

    ¿Prefieres no tener que dibujar? Utiliza imágenes prediseñadas de tu computadora o recorta y pega fotografías de revistas. Incluso puedes sacar algunas fotos, imprimirlas y agregarlas al libro. ¡Es cuestión de creatividad! No tiene que ser algo profesional. La clave es ayudar a tu hijo a comenzar a entender el objetivo del entrenamiento y a aprender a controlar su pequeño cuerpo. 

  • ¡Haz que tu hijo sea el protagonista! Procura incluir palabras e imágenes que hagan que este libro de entrenamiento para ir al baño sea único para tu niño. Bautiza al personaje principal con su nombre e incluye sus colores y juguetes favoritos, además de a amigos o familiares.

  • Convierte el final exitoso de la historia en una gran celebración. Incluso puedes disponer de stickers o estrellitas que tu hijo puede pegar en la última página cada vez que lo haga bien. Esto, sin duda, hará que el libro sea realmente suyo y lo hará sentirse orgulloso de convertirse en un niño grande.

  • Comienza el montaje. Una vez que hayas pensado en lo que escribirás y en las imágenes, pon manos a la obra. Seguro te convertirás en el nuevo artista y escritor favorito de tu hijo (incluso si el resultado no es precisamente digno de compartirse en redes sociales).

Ya que esté listo, el libro de seguro se convertirá en la lectura favorita de tu hijo dentro o fuera del baño. Llévalo cuando vayan de viaje o visiten algún lugar nuevo. Tu pequeño se sentirá reconfortado por la rutina de leerlo cuando se encuentre en un baño distinto. 

Obtén más ideas divertidas para el aprendizaje para ir al baño

Si quieres obtener más información sobre técnicas para el aprendizaje para ir al baño, consulta la Asociación para ir al baño Pull-Ups®. Encontrarás más métodos simples para hacer que ir al baño sea divertido, incluidas estas ideas de juegos y herramientas: