Otra razón por la que tu hijo puede estar usando el inodoro en la guardería o en el preescolar pero no en su casa es que, mientras se siente obligado a usarlo en la escuela, sabe que puede tomar sus propias decisiones en casa. Tu hijo, que se siente más cómodo en casa, simplemente te está diciendo que aún no está listo. O quizás la maestra de tu hijo tiene algunas buenas ideas para ir al baño que funcionan bien con él.

Siéntate con la maestra de tu hijo para tener una charla de adultos y descubrir cómo se maneja en clase la situación para ir al baño y, en particular, con tu hijo. Los buenos maestros de preescolar comprenden que los niños varían enormemente en su predisposición para aprender a ir al baño y estarán felices de analizar la situación contigo.