Ve con tu hijo a comprar ropita interior nueva y permítele seleccionar distintos colores y estilos que le gusten. Si su estado de ánimo es bueno, haz que pruebe la nueva ropita interior con un desfile de moda en el dormitorio.

Coloca una pequeña canasta forrada en el baño para la ropa interior mojada. Es posible que tu Ardillita entre al baño a hacer sus necesidades y salga antes de que te des cuenta, por lo que deberás tener todo listo en caso de una urgencia.

Prueba alguna de estas Conversaciones sobre Ir al Baño con tu Ardillita:

  • “Aquí hay una cesta de ropita interior Big Kid limpia, junto con tus Pull-Ups. Usaremos esta cesta vacía para la ropa interior sucia. Arrojamos la ropa interior sucia aquí, en lugar de tirarla a la basura, donde arrojamos los Pull-Ups sucios.”
  • “Aquí hay algunas toallitas. Estas pueden ayudarte a que te asegures de que estás limpio cuando vas al baño por tu cuenta.’
  • Cuando estés usando la ropa interior, usaremos la alarma e iremos’ a sentarnos en el orinalito cada vez que suene la alarma.
  • “Cada vez que te tomas un descanso, podrás jugar un juego divertido, como colorear, crear música o jugar con tus amigos de Disney. ¿Estás listo/a para intentarlo? Vamos’ a configurar la alarma.”
  • “Cuando utilices ropa interior y no’ llegues al baño a tiempo, tu ropita interior se humedecerá y es posible que el pipí gotee por las piernas. Está’ bien si ocurre. Si eso sucede, solo dímelo. Pondremos’ la ropita interior húmeda en la cesta para la ropa sucia y sacaremos una prenda nueva de la cesta.”