Hazle hincapié a tu osito sobre la independencia y la libertad de usar Pull-Ups: "Sé que te gusta hacer cosas a tu propio ritmo, así que cuando estés listo, estos nuevos Pull-Ups te ayudarán a bajarte los pantalones cuando necesites ir al baño y a subírtelos de nuevo cuando hayas terminado. De esta manera, puedes ir cuando quieras. No necesitas interrumpir tu momento de juego con un cambio de pañales".

Es probable que tu osito no se adapte a los cambios sensoriales como el pañal mojado o sucio; simplemente está demasiado concentrado en lo que está haciendo. Es por esto que los ositos pueden necesitar ayuda para reconocer la sensación de haber eliminado. Los Pull-Ups® Cool & Learn® se sienten fríos al tacto cuando están mojados, lo que ayuda a los niños a hacer la conexión entre lo que está ocurriendo en el interior de sus cuerpos y lo que sucede en el exterior. Este proceso de conocimiento es clave para ayudar a tu osito a estar cada vez más consciente de sus funciones corporales. Puedes hablar de otras cosas calientes o frías para ayudar a tu osito a entender la idea.

Dado que los ositos no son conocidos por ser demasiado fastidiosos, es bueno hacer hincapié en la importancia de mantenerse limpio. Dales las Pull-Ups® toallitas desechables en el inodoro Big Kid*, y aprovecha la oportunidad para hacer un juego: algo que a tu osito le pueda gustar, relacionado con limpiarse y descargar el agua. Puedes incluso crear una canción sobre "limpiar, limpiar, limpiar y descargar" para tu hogar.

Subirse y bajarse los pantalones es una habilidad importante que contribuye a la independencia, durante el entrenamiento y después de este. Asegúrate de que tu hijo tenga un pantalón con cintura elástica y dale oportunidades a lo largo de cada día para practicar esta habilidad. Deja a tu niño elegir su Pull-Ups cuando se los muestres. Permite que sea parte del proceso en la elección de su tipo de Pull-Ups, y del personaje de su Pull-Ups. Trabajen juntos para encontrar un lugar especial en el baño para los Pull-Ups, y hazle saber que estarán allí cuando esté lista. Habrá momentos en que a tu osito no le interesará jugar con el orinalito o elegir los Pull-Ups. Solo quiere volver a su juego. Eso está bien. Puede intentarlo de nuevo más tarde. "Tus Pull-Ups estarán aquí mismo. Tal vez estés listo para ponerte uno después de que te cambie la próxima vez".

En esos momentos, puedes decir, "Sé que quieres volver a jugar, así que vamos a poner tu Pull-Ups rápidamente. Recuerda tocarlo para ver si se siente frío, y házmelo saber cuando suceda, de modo que podamos cambiártelo por uno lindo y seco".

El entrenamiento para ir al baño es un gran momento: es cuando tu pequeño se convierte en un niño grande. Por eso es importante reforzar este cambio, y hay algunas maneras sencillas de hacerlo. Primero, sé constante. Cuando decidas quitarle los pañales a tu hijo, mantenlo alejado de los pañales. Los Pull-Ups son algo más que calzoncitos entrenadores. También son un símbolo para tu pequeño de que es hora de ir al baño como un niño grande. Las idas y venidas de los pañales a los calzoncitos solo lo confunden. A continuación, haz de la primera vez que se pone un par de Pull-Ups un símbolo: una promesa de que están juntos en eso y de que van a transitar juntos el camino del entrenamiento para ir al baño.