Las tortugas pueden estar interesadas, pero quieren hacer las cosas a su manera y sentirse lo suficientemente cómodas como para saber que su ritmo está bien. Preséntales los Pull-Ups de una manera que les dé tiempo para explorar y adquirir confianza, pero ten en cuenta que las tortugas también podrían querer cierta privacidad mientras exploran.

Prueba con tu tortuga estas palabras durante su entrenamiento para ir al baño:

  • “Veo que te has escondido detrás del sofá (en un rincón, etc.) para hacer popó. Es muy bueno que estés empezando a sentir que tu cuerpo está diciendo cuándo quieres hacerlo. Esto me permite saber estás listo para los Pull-Ups. Los pongo en el baño junto a tu orinalito (o al inodoro) así los puedes ver y jugar con ellos. Ahora tienes tus propios calzoncitos entrenadores. Avísame cuando estés listo para mostrarte cómo funcionan.
  • Mira, tus Pull-Ups tienen a [el personaje favorito del niño]. ¿Te gustaría probártelos ahora o quizás podríamos poner juntos algunos en el cajón?”.
  • “Los Pull-Ups se suben y se bajan. Cuando estés listo, puede usarlos en lugar de un pañal y, cuando sientas que tienes que ir al baño, podrás hacerlo solo. Puedes hacer de tu orinalito tu lugar especial para poner tu pipí y popó. ¿Te gustaría probártelos ahora?".

Si tu tortuga no está dispuesta a ponérselos, no insistas; trabajen juntos para encontrar un lugar especial para los Pull-Ups.’Tus Pull-Ups estarán aquí mismo. Tal vez estés listo para ponerte uno después de que te cambiemos la próxima vez.” Recuerda que la paciencia es la clave para el éxito de una tortuga. No podrás apresurar el proceso; es mejor trabajar sobre las rutinas y el nivel de comodidad en cada paso del proceso.

Los Pull-Ups® Cool & Learn® proporcionan una pequeña sensación fría cuando tu tortuga se moja para ayudarte a que le enseñes los signos de cuándo necesita ir al baño. Los  Pull-Ups®®Learning Designs  permiten a tu hijo comprobar el exterior de su calzoncito entrenador cuando no está seguro de haber orinado. Si el diseño está difuminado, sabrá que ya lo ha hecho. Esto ayuda a tu tortuga a sentirse más en contacto con las señales de su cuerpo, lo cual reforzará el proceso entero.

Estas experiencias, repetidas en el tiempo, permiten que tu niño conecte sus sentimientos internos antes de la eliminación, a la sensación de la eliminación y al sentimiento después de la eliminación. Este conocimiento es esencial para el proceso de entrenamiento para ir al baño, y los Pull-Ups ayudan a tu niño a conectar los puntos de un entrenamiento exitoso.

Actividad: Mi Libro para Ir al Baño

Una vez que el niño se haya adaptado a los Pull-Ups, crea un libro especial con él acerca de ir al baño. Usa el nombre del niño, sus colores preferidos y detalles de sus vidas. A los niños les encanta verse a sí mismos como los protagonistas de la historia. Ofrece este libro a tu tortuga mientras esté sentada en el orinalito y luego también. Pero asegúrate de llevar contigo el libro cuando estén de viaje o en un lugar desconocido. Aquí hay algunos extractos que se pueden utilizar en el libro. Siéntete libre de personalizarlo para tu niño:

  • A veces, bailo dando saltitos y mi barriga se siente rara; ahí es cuando recuerdo que necesito ir al baño.
  • Voy al baño, me bajo los pantalones y me siento en el orinalito.
  • A veces, sale pipí.
  • A veces, sale popó.
  • ¡Me siento mucho mejor después de ir al baño! ¡Ah!
  • Cuando estoy sentado en el orinalito, puedo cantar canciones, mirar un libro o sostener mi juguete favorito.
  • Cuando termino, uso el papel higiénico para limpiar, limpiar y limpiar.
  • Tiro el papel higiénico en el inodoro y descargo el agua.
  • ¡La descarga hace un ruido fuerte!
  • Me levanto los pantalones.
  • Me lavo las manos.
  • Ahora puedo ir a jugar de nuevo.
  • A veces voy al baño antes de entrar en la bañera o de ir a la cama.
  • A veces uso el orinalito solo para ver qué sucederá.
  • ¡Me siento orgulloso y feliz de haber usado el orinalito!
  • ¡Me siento como un niño grande cuando uso el orinalito!

El entrenamiento para ir al baño es un gran momento: es cuando tu pequeño se convierte en un niño grande. Por eso, es importante reforzar este cambio, y hay un par de maneras sencillas de hacerlo. Primero, sé constante. Cuando decidas quitarle los pañales a tu hijo, mantenlo alejado de los pañales. Los Pull-Ups son algo más que calzoncitos entrenadores. Para tu pequeño, también son un símbolo de que es hora de ir al baño como un niño grande. Las idas y venidas de los pañales a los calzoncitos solo lo confunden. A continuación, haz de la primera vez que se pone un par de Pull-Ups un símbolo: una promesa de que están juntos en eso y de que van a transitar juntos el camino del entrenamiento para ir al baño.