Comienza presentándole el inodoro a tu ardilla con la  “Carrera Hora de Ir al Baño”. Este juego está diseñado para enseñarles a las ardillas a usar el inodoro y también para darles una señal para cuando realmente necesitan ir. ¿Debes usar un orinalito o el inodoro regular con un adaptador de asiento para niños? Puedes usar lo que funcione mejor para ti y para tu ardilla, pero es posible que las ardillas prefieran los orinalitos porque les permiten sentarse y levantarse más rápido (y volver a jugar más pronto). Si usas el inodoro, también puedes correr la carrera Hora de Ir al Baño, pero solo corran hasta el baño.

Aprende a jugar a la carrera Hora de Ir al Baño >

  • Coloca el orinalito en el medio de la habitación. Di: “Este es el orinalito. Cuando digo: ‘¡Hora de ir al baño!’ ambos corremos y vemos quién puede sentarse primero en el orinalito. El que se siente primero, gana.”
  • Una vez que haya entendido el juego con el orinalito en el medio de la habitación, intenta ubicarlo en otros lugares de la habitación o en otro lugar de la casa.
  • Haz que el juego sea más deportivo indicándole a tu ardilla que debe galopar o saltar hasta el orinalito, u oculta el orinalito en otra habitación y pídele que vaya y lo encuentre.
  • Cronométralo para ver con qué velocidad puede encontrar el orinalito y aliéntalo a que mejore su último tiempo. “¡Guau, 25 segundos! Eres rápido como un guepardo!’.
  • Haz que tu hijo practique bajarse los Pull-Ups® antes de sentarse en el orinalito. Una vez que haya aprendido a bajarse los Pull-Ups, agrega unos pantalones sueltos con cintura elástica.
  • Implementa hacer pipí o popó en el orinalito como parte del juego, diciendo algo así como “¡Nuevas reglas tontas! Esta vez, para ganar el juego, debes ir al orinalito, bajarte los Pull-Ups y poner pipí en el orinalito. Si lo haces, ganas.”
  • Cántale una canción sobre ir al baño cuando lo logre.
  • Coloca un  Cuadro de Autoadhesivos en el cuarto de baño y deja que tu ardilla agregue un autoadhesivo cada vez que haga pipí o popó.

Una vez que la ardilla haya hecho pipí o popó, querrá salir volando del baño, por lo que deberás ser muy hábil para enseñarle a descargar el agua y lavarse las manos. Prueba convertir la descarga de agua en un “superpoder”, o en un acto de magia (“¡Ahora haré que esta caca desaparezca!”). El lavado de manos es más divertido con jabón espumoso, o con concursos de burbujas.

 

Si tu ardilla quiere ver el pipí o el popó, deja que lo haga y habla acerca de los atributos, como el color, el tamaño, el volumen y el olor. Esto ayudará a tu ardilla a aprender que el pipí y el popó son aspectos naturales de una persona, en lugar de algo que ocultar.

Los niños también aprenden observando a los adultos utilizar el baño, así que no debes tener vergüenza de ofrecerle una demostración. Si eres un papá, un tío, un abuelo u otro cuidador masculino que trabaja con un niño pequeño, es mejor hacer la demostración sentado. Orinar de pie es una habilidad avanzada que es mejor dejar para más adelante en el proceso de entrenamiento.

Conclusión

Tu ardilla necesita mantenerse en movimiento. Si mantienes a tu niño entretenido y concentrado, lo ayudarás a detenerse el tiempo suficiente para entender cómo funciona este asunto de ir al baño. Tu hijo sentirá que tiene el control, algo que es súper importante para una sensación de logro y orgullo.