Aprender a ir al baño es una gran meta para tu hijo, marca el comienzo de la etapa de un niño grande. Puedes hacer que todos los familiares involucrados se aseguren de que el camino del aprendizaje para ir al baño sea lo más fácil posible creando un plan y siguiendo una rutina estándar. Organiza a tu hijo para que aprenda a ir al baño correctamente asegurándote de que ambos padres e incluso sus hermanos mayores conozcan el plan.

Te presentamos algunos consejos para toda la familia:

Deben estar preparados.Dejen que su hijo escoja un asiento para el baño y hagan que la experiencia de ir a la tienda sea entretenida. Si lo compran en línea, dejen que sea su hijo quien lo escoja y abra la caja cuando llegue. Escoge calzoncitos entrenadores que tengan sus colores o personajes favoritos y alienta su sentido de independencia en la transición a los calzoncitos entrenadores Pull-Ups® diciéndole que puede quitárselos sin ayuda.

No te alejes mucho de casa durante el comienzo. Cuando comienza el aprendizaje para ir al baño, es muy importante que tu hijo tenga acceso rápido a un baño. Si es posible, planifica quedarte en casa los primeros días para que tu hijo se sienta seguro, cómodo y además pueda saber exactamente dónde se encuentra el baño.

Sé coherente con las recompensas. Encontrar el incentivo correcto para tu hijo puede ser un desafío y depende completamente de su personalidad. Intenta enfocarte en lo que sería muy especial para tu hijo. Utilizar un cuadro de pegatinas es una manera sencilla para que los niños muestren una guía visual de su progreso. Asegúrate de que sea tu hijo quien ponga la pegatina en el cuadro para mantenerlo comprometido. Leer libros, mirar un video especial o hacer un baile espontáneo son otras maneras de celebrar cada éxito en el baño. Incluso puedes hacer que tu hijo se entusiasme por comenzar con una llamada de video de uno de sus personajes favoritos de Disney.

Felicítalo por cada avance. El camino del aprendizaje para ir al baño puede estar lleno de incidentes. Asegúrate de evitar que tu hijo se sienta mal por los intentos fallidos y nunca lo regañes o avergüences por no hacerlo bien. Si tu hijo se siente bien con el aprendizaje para ir al baño, seguirá intentando y finalmente lo conseguirá. ¡Todos en la familia deben alentar a tu aprendiz!

En el camino del aprendizaje para ir al baño de un niño es muy importante que todos los cuidadores lo apoyen y sigan tácticas constantes. Enfócate en hacer del aprendizaje para ir al baño una experiencia que toda la familia celebre, de manera que tu hijo se sienta más motivado para alcanzar el éxito.