Sea cual sea el premio, te hizo sentir mejor, ¿verdad? Y probablemente te haga querer hacer más de lo que hiciste para ganarlo.

Exactamente así funcionan los premios para los niños que están aprendiendo a ir al baño. Piénsalo: Eres un niño y te están pidiendo que intentes un proceso completamente nuevo que parece mucho más difícil que simplemente hacer pipí y popó en tu pañal como lo venías haciendo en los últimos años. Como resultado, el aprendizaje para ir al baño puede resultar abrumante, agotador e incluso atemorizante. Entonces, uno o dos premios pueden ser muy efectivos para que el aprendizaje para ir al baño sea más divertido.

Cuando les enseñes a tus niños a ir al baño, intenta darles stickers que puedan colocarse en las camisetas como pequeños generales condecorados. Algunos padres incluso dejan que sus hijos peguen los stickers en el mismo orinal. Otros han premiado el éxito del aprendizaje para ir al baño con dulces, uno para el número uno y dos para el número dos, por supuesto. También hay padres que tienen juguetitos económicos guardados para utilizar como premios, solo debes asegurarte de evitar cualquier elemento pequeño que pudiera significar un riesgo de ahogo.

Otros no dan regalos y utilizan métodos diferentes, como ayudar a su niño a completar un cuadro de aprendizaje para ir al baño, cantar y bailar, llamar a la abuela o simplemente chocar los cinco con entusiasmo.

La clave para elegir un premio para tu compañero de aprendizaje es descubrir lo que funciona según  su personalidad y cambiarlo si el premio ya no funciona como un incentivo. Por ejemplo, ofrécele una hoja diferente de stickers cada unos cuantos días.

Para las mamás y los papás que controlan el proceso del aprendizaje para ir al baño también hay premios. En una encuesta reciente, el 76 % de las mamás coincide en que ver el orgullo de su hijo al tener éxito es un premio de aprendizaje para ir al baño. Por supuesto, tomar un café venti, ir al cine con tus amigas o ver el juego con los chicos se siente muy bien también.

Durante la etapa del aprendizaje para ir al baño, premia a tu pequeño y a ti mismo también. ¡Te lo mereces!