¿Viste cómo disfrutas un buen chocolate y 10 minutos a solas con una revista? Bueno, tu Cachorro también disfruta los comentarios positivos. Es por eso que necesita tu aprobación para progresar. Ayuda a tu Cachorro; para ello aliéntalo y asegúrate de que sepa que te das cuenta de sus esfuerzos, incluso cuando no sean perfectos. Y no olvides el poder que tienen algunas historias, canciones divertidas y bailes simples.

Guiones para el Uso del Orinalito

  • “¡Buen intento! No te preocupes si aún no salió nada. Podemos quedarnos aquí y leer un libro un rato y ver si sale algo, o podemos intentarlo de nuevo más tarde. ¿Qué piensas?”
  • “¡Guau! ¡Vi que te diste cuenta de que el dibujo de los Learning Designs® cambió! Buen trabajo. ¿Quieres sentarte en el orinalito para ver si sale popó también?”
  • “Siento que mi barriga se tensa, creo que necesito usar el orinalito. ¿Quieres venir conmigo?”

También puedes utilizar la aplicación Time to Potty para planificar las pausas para ir al baño. Utiliza el proceso de configuración en tu dispositivo móvil como otra experiencia para crear vínculos con tu Cachorro (¡¿qué niño no ama presionar botones en los dispositivos?!). La aplicación te ayudará a ti y a tu Cachorro a llegar al baño a tiempo, y ayudará a que tu Cachorro se sienta reconfortado y alentado por sus continuos logros. “Cada vez que el temporizador Time to Potty suene, vamos a buscar un baño y a intentar hacer algo en el orinalito. No te preocupes si no sale nada, pero podemos intentarlo. Y jugarás a un juego cada vez que vayas al baño’.

Comprueba que haya entendido y pregúntale, “¿Qué vamos a hacer cuando suene la aplicación Time to Potty?… ¡correcto!’

Si tu Cachorro se resiste a usar la aplicación Time to Potty en algún momento, respétalo. “Bueno, ¿quieres ponerte tus Pull-Ups® de nuevo, o debo hacerlo yo? Y hazme saber cuándo deseas comenzar con la aplicación Time to Potty de nuevo.” Por lo general, un breve descanso es todo lo que se necesita antes de que los niños con personalidad de Cachorro estén listos para intentarlo de nuevo.

También pueden hacer juntos un calendario con imágenes que muestren las pausas para ir al baño durante el día. Por ejemplo:

  • Despertarse
  • Ir al baño
  • Ponerse los Pull-Ups y vestirse
  • Desayunar
  • Hora de jugar
  • Hora de ir al baño
  • Hora de los refrigerios
  • Hora de ir al baño
  • Hora del almuerzo
  • Hora de ir al baño
  • Hora de la siesta
  • Hora de ir al baño
  • Jugar afuera
  • Hora de ir al baño
  • Hora de la cena
  • Hora de ir al baño
  • Hora de dormir, ¡buenas noches!

¿Cómo se siente tu cuerpo cuando sientes ganas de ir al baño?

“Parte de usar el orinalito consiste en saber cómo se siente tu cuerpo cuando tienes que ir al baño. Sé que tengo que ir al baño cuando mi barriga se siente tensa y pesada. Tengo que apretar mi barriga desde el interior para evitar que salga pipí o popó hasta llegar al baño. ¿Alguna vez sentiste que el pipí o popó están por salir? Ayuda poner una mano sobre la barriga para verificar. ¿Cómo se siente ahí adentro? Una vez que me siento en el orinalito, puedo dejar de apretar mi barriga tensa y dejar que salga todo. Ahhhh. ¡Esto ayuda a que mi pipí o popó salga directamente en el inodoro! Cuando creas que tienes que ir al baño, dímelo así puedo ayudarte a intentarlo también. Lo estás haciendo genial. Es fantástico que estés aprendiendo todo sobre cómo ser un niño grande’.

Recuerda que si tienes una niña, es importante que aprenda a limpiarse de adelante hacia atrás. Durante el aprendizaje para ir al baño, habrá muchos más viajes al baño, pero la idea es darle a tu Cachorro la sensación de que todos vamos al baño muchas veces al día, como parte de nuestra rutina normal. ¡La práctica hace al maestro!