Seguramente, escuchaste sobre el aprendizaje para usar el baño en un fin de semana, con el método de aprendizaje en tres días, o un ’campamento de aprendizaje para usar el baño“ y te preguntaste: ¿Estos programas realmente funcionan? La respuesta es: no siempre. El enfoque asume que el aprendizaje para ir al baño es un proceso simple y que, una vez que el niño aprende la nueva rutina, ¡ya está! irá camino al baño. Esto puede funcionar en niños con personalidades más simples a los que les gusta seguir las reglas, pero ¿cuántos niños con esa descripción conoces? Este tipo de aprendizaje para usar el baño es demasiado simplista para muchos niños.