Comúnmente conocida como “incontinencia nocturna”, la enuresis puede ser provocada por estrés, sueño muy pesado, una vejiga inusualmente pequeña, infecciones urinarias, constipación y retrasos en el desarrollo. Generalmente, si tu hijo tiene entre 4 y 12 años y está totalmente entrenado para ir al baño durante el día, pero aún moja la cama entre tres y cinco veces a la semana por la noche, el pediatra puede diagnosticar enuresis nocturna. De hecho, más del 25 % de los niños entre 4 y 6 años experimentan enuresis nocturna.

En este caso, la ropa interior nocturna descartable GoodNites®, la ropa interior GoodNites® TRU-FIT*, o una colchoneta GoodNites®  absorbente pueden ser útiles. Y recuerda: Los niños no mojan la cama a propósito. Quieren ser como los otros niños, y generalmente están tan interesados como tú en lograr mantenerse secos durante la noche. El porcentaje disminuye lenta pero constantemente cada año en la escuela, pero una notable cantidad de niños aún necesitan usar GoodNites incluso durante los primeros años de la escuela primaria.

Las soluciones GoodNites ayudarán a tu hijo en este proceso, y eliminarán los cambios de sábanas en el medio de la noche y las grandes cargas de ropa para lavar. GoodNites será tu socio para mantenerlo seco durante la noche hasta que la vejiga de tu hijo se ponga en sintonía con el resto del cuerpo.

Obtén más información sobre los productos GoodNites que ayudan a aliviar el estrés de la incontinencia nocturna.