Esto significa que tu pequeño también debe tener la motivación (y valentía) suficientes para salir de una cama cálida y cómoda durante la noche para animarse a ir —solo— al baño oscuro. Como si esto fuera poco, es posible que su cuerpo aún no haya desarrollado la desaceleración nocturna en la producción de orina que normalmente se produce en algún punto entre los 2 y 7 años.

Esto tiene poco que ver con la personalidad de tu hijo para ir al baño; es más probable que sea algo genético y generalmente tarda más tiempo en quienes tienen sueño muy profundo. Muchos niños pequeños, especialmente aquellos que son muy activos durante el día, duermen tan profundamente que de noche que es muy difícil (o imposible) despertarlos.’Por eso, el entrenamiento durante el día y durante la noche son dos cosas completamente diferentes.

¿Cómo puedes saber si tu hijo está listo para intentar dormir solo con pijama? Podría estar listo cuando comience a despertarse seco de la siesta, o bien podrías advertir que no está tan mojado como antes por la mañana. Luego, puedes hablarle sobre su crecimiento para ver si le interesa dormir sin los Pull-Ups’. Siéntete libre de experimentar tan pronto como tu hijo esté listo; ambos saben que tienen los calzoncitos entrenadores’Pull-Ups’ Night*Time a mano si aún no está listo. Esta etapa es particularmente difícil para los hábitos de sueño de los padres ’Y los niños’, si están muy preocupados por la incontinencia nocturna. Si tu hijo no está preparado, inténtalo de nuevo dentro de unas semanas. El sueño de todos es mucho más importante que forzar el hecho que un niño se mantenga seco durante la noche si aún no está listo para hacerlo. Mientras tanto, prueba con las Colchonetas Descartables GoodNites®  como una manera simple de darle a tu hijo noches de descanso y de reducir el cambio de sábanas.