Para ayudar a los pequeños a mantenerse secos por la noche, los padres deberían:

  • Prepararse para la noche. Cuando sea hora de ir a la cama, toma medidas adicionales para que tu hijo esté cómodo. Si necesita protección adicional por la noche, ponle Calzoncitos Entrenadores Pull-Ups® Night*Time porque tienen absorción adicional y mantienen la coherencia con el entrenamiento para ir al baño. Además, asegúrate de que el camino de tu hijo hacia el baño esté bien iluminado, y libre de juguetes. Deja una luz de noche encendida en el baño durante la noche para que tu hijo pueda encontrar todo lo que necesita.
  • Limitar los líquidos antes de ir a dormir. Algunos niños pequeños se acostumbran a llevar un biberón o vaso con tapa a la cama para poder dormirse. Pero esto puede causar que tu pequeño tenga que ir al baño durante la noche. Evita dejar vasos llenos de agua cerca de la cama, y en lugar de eso ofrécele a tu hijo un poco de agua antes de arroparlo.
  • La actitud es todo. Después de una noche en la que tu hijo se mantuvo seco, ¡celebra! Prepárale su desayuno favorito y déjalo ver su video favorito. Incluso puedes llamar a la abuela para darle la buena noticia. Si bien tu hijo probablemente no tiene ningún control en cuanto a mantenerse seco durante la noche, aprenderá a asociar una noche seca con otras grandes cosas, y hará el esfuerzo adicional para completar el entrenamiento.